La Vasectomía

La Vasectomía es un método anticonceptivo permanente y muy seguro que se lleva a cabo mediante una sencilla intervención quirúrgica, que se realiza con anestesia local y sin ingreso hospitalario.
Esta operación impide que los espermatozoides sean expulsados con el semen en el momento de la eyaculación. Por ello si tomas la decisión de someterte a una vasectomía debes tener claro que ya no quieres tener hijos.
Consiste en seccionar los conductos deferentes, que son los que llevan los espermatozoides desde los testículos hasta la uretra.
El postoperatorio produce alguna molestia los primeros días, solo tienes que seguir las indicaciones del urólogo para una recuperación rápida y satisfactoria.
Después de, aproximadamente, 3 meses (tras unas 30-40 eyaculaciones) la vasectomía ya se puede considerar segura. Pasado ese tiempo el urólogo te pedirá realizar un “seminograma” para comprobar que ya no quedan espermatozoides, o en caso de que quede alguno estarán inmóviles, sin capacidad reproductora.

El hecho de que te sometas a una vasectomía no va a interferir en tus relaciones sexuales, si, no te causará impotencia o problemas en la erección, falta de apetito sexual, problemas en la eyaculación, baja autoestima e incluso un rechazo por parte de las mujeres. Bien al contrario, ya que da seguridad para disfrutar de las relaciones sexuales plenamente y sin miedo al embarazo no deseado.

Es importante tener en cuenta que no previene ante las infecciones de trasmisión sexual (ITS) debes usar preservativo si mantienes relaciones sexuales con diferentes personas, para evitar dichas infecciones.
En la consulta de urología aclararemos todas tus dudas referentes a este procedimiento.
Es un método anticonceptivo muy seguro con un índice de fallo por debajo de 0,5 por ciento.
Métodos
seguros
Métodos
de emergencia
Infecciones de transmisión sexual

¿Necesitas más información?

Puedes enviarnos tu consulta o solicitar tu cita desde nuestro formulario de contacto
o si lo prefieres llámanos por teléfono al 985 35 15 76