Preservativo o condón

Es una funda de goma lubricada que se coloca cuando el pene está erecto.
Hay que colocarlo de forma que quede espacio libre en la punta para que se deposite el semen.
La mayoría de los que puedes adquirir en farmacias llevan ya incorporado un pequeño depósito para este fin.
El hombre, una vez que ha eyaculado, debe sujetarlo por la base con la punta de los dedos para evitar que se desenrolle y salga el semen. Debe retirar el pene antes de que haya desaparecido del todo la erección.
Este método es casi el único que existe para los hombres. No está mal que ellos también se responsabilicen del embarazo que pueden causar. La ventaja fundamental es que carece de efectos secundarios.
Cómpralo siempre en una farmacia y no lo dejes durante mucho tiempo en el bolsillo o en la guantera del coche.
Resulta suficientemente seguro si se utiliza correctamente y además es el único que te protege contra las enfermedades de transmisión sexual.
Tiene una efectividad del 90%.
Métodos
seguros
Métodos
de emergencia
Infecciones de transmisión sexual

¿Necesitas más información?

Puedes enviarnos tu consulta o solicitar tu cita desde nuestro formulario de contacto
o si lo prefieres llámanos por teléfono al 985 35 15 76