A menudo escuchamos hablar de las pérdidas de orina, pero no sabemos porque se producen o como puede afectar a nuestra vida cotidiana, incluso podemos llegar a pensar que es algo normal.

Se llama incontinencia urinaria y es una pérdida de orina involuntaria, es decir, se escapa la orina sin que nos demos cuenta, puede ser mayor o menor cantidad y ocurre cuando hacemos un esfuerzo o ejercicio físico, levantamos peso, estornudamos, tosemos, reímos o simplemente al levantarnos o sentarnos. Es un problema para todas aquellas personas que lo padecen, mayoritariamente mujeres, ya que condiciona cualquier actividad que se realice.

La incontinencia puede estar producida por diversas causas tanto físicas como neurológicas:

  • En las físicas nos encontramos las de esfuerzo, se producen escapes por movimientos que requieran un esfuerzo físico, afecta mayoritariamente a las mujeres y una de las causas son la edad, embarazos o posterior a un parto, provocando una pérdida de elasticidad en la musculatura del suelo pélvico.
  • La incontinencia de urgencia, se produce cuando sentimos una necesidad urgente de orinar, pero no nos da tiempo a llegar al baño y se escapa algo de orina.
  • Otras causas de la incontinencia pueden ser neurológicas como padecer Parkinson o algún tipo de demencia.

La incontinencia urinaria afecta psicológicamente a las personas que lo padecen y les provoca mucha inseguridad como vergüenza, sensación de humillación, ansiedad, depresión, llevándoles al aislamiento social y al rechazo de las relaciones sexuales, por todo ello es muy importante tratar las pérdidas de orina con la importancia que conlleva a nivel físico y psicológico.

Es importante acudir al urólogo y determinar las causas de las perdidas, para ello es necesario una exploración física y las pruebas necesarias para un diagnóstico correcto.  Una vez determinadas las causas se podrá poner en práctica el tratamiento necesario y apropiado, puede ser desde los ejercicios de Kegel pasando por tratamientos farmacológicos, tratamientos con láser de CO2 o trastornos que requieran cirugía. También es importante prestar atención a la nutrición para aprovechar los alimentos más beneficiosos y controlar la ingesta de líquidos y los horarios en que se ingieren.

El equipo de Belladona puede ayudarte en todos los aspectos de las pérdidas de orina.

Fdo. Ginecóloga:
Rosa Fernandez Argüelles

No dudes en consultarnos.