MADRID, 19 Nov. (EUROPA PRESS) –

El presidente de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (SECPAL), Javier Roquefort, ha aplaudido la intención del Gobierno de aprobar en marzo de 2011 una Ley de Cuidados Paliativos y Muerte Digna para pacientes en situación terminal, confiando en que «no cause el revuelo» que tuvo la ley andaluza de muerte digna aprobada en marzo de este año.

Según ha asegurado este experto, en declaraciones a Europa Press, esta nueva normativa favorecerá que «los ciudadanos españoles tengan mejores condiciones a la hora de pasar el final de su vida», para lo que exigen la participación de expertos en la materia para «determinar cuál es la mejor forma de abordar una enfermedad terminal».

El único precedente en España es la ley de muerte digna aprobada en Andalucía que, a su juicio, «causó cierto revuelo» entre la clase política y la sociedad porque «todo el mundo pensaba que se iba a regular algo parecido a la eutanasia».

Sin embargo, Roquefort precisa que «no tienen que ver una cosa con la otra», ya que el objetivo de esta ley es «mejorar la atención al final de la vida y una serie de derechos y libertades para las personas en esta situación».

En este sentido, confía en que la asistencia sanitaria en estos casos se aborde «no sólo desde la esfera física», ya que «no se puede conseguir un éxito si no se combina el tratamiento de síntomas con otras medidas sociales, psicológicas o el manejo del sentido de la vida».

«La ley deberá facilitar todas estas medidas para que los ciudadanos estén bien, que es lo que todo el mundo quiere», ha asegurado este experto, que representa a más de 1.500 médicos, enfermeros y trabajadores sociales expertos en cuidados paliativos.