Clínica Belladona – Espacio de Salud

Gijón: 985 351 576 | Avilés: 985 520 348

Search
Close this search box.

Ejercicios de Kegel para tener una vida sexual plena

La tonificación de los músculos que intervienen en la sexualidad nosotras las mujeres, se consigue con los ejercicios de Kegel, actividad específica para desarrollar y fortalecer los músculos vaginales, un músculo que en la mayoría de los casos no es tenido en cuenta ya que no se ve, pero que trabajando sobre él con una serie de ejercicios diarios puede ocasionar una serie de beneficios sumamente positivos en la vida de toda mujer.

Se trata de una serie de contracciones y relajaciones sobre los músculos pubococcígeos, que se consiguen con práctica y repetición en rutinas diarias que ayudan a tonificar y brindar fuerza a los músculos que corresponden a la pelvis, para ello lo primero que hay que hacer es aprender a controlar esa zona para luego poder contraerla y relajarla a conciencia.

Para aprender a dominar la técnica se puede comenzar a practicar al momento de ir al baño a orinar, al comenzar se debe hacer fuerza para cortar por un segundo el chorro de orina, en ese momento hay que prestar atención a lo que se hizo para lograrlo y luego repetirlo cuando se esté haciendo cualquier otra cosa en la vida cotidiana.
Es esta última la clave de su beneficio, que de manera sencilla se puede realizar en cualquier momento del día, en cualquier lugar sin que nadie lo note, solamente es necesario hacer varias repeticiones al contraer y relajar, con el paso del tiempo es realmente notable la sensación de mayor fuerza y dominio en toda la zona. La principal recomendación es hacerlo unas 30 veces al día de manera regular y de forma constante, y en diferentes posiciones, acostada, sentada y caminando.
Con la constancia necesaria esos ejercicios van fortaleciendo los músculos pubo coxígeos, los músculos del piso pélvico, y el primer beneficio es que mejoran notablemente el funcionamiento del esfínter de la uretra, por lo que se disminuyen las posibilidades de pérdidas de orina y en casos de incontinencia ya establecida, el cuadro mejora significativamente. En casos de mujeres embarazadas estos ejercicios están completamente recomendados ya que aseguran que facilitan el trabajo de parto y lo hacen menos doloroso, además disminuyen los riesgos de posibles desgarros vaginales.
Uno de los principales beneficios es la clara mejora en el placer sexual, con mayor cantidad de orgasmos, y previene el prolapso, que es la caída de los órganos de la pélvis, tales como la vejiga y el útero, además que disminuye de manera favorable todos los síntomas que se sufren durante la menopausia sobre la musculatura pélvica. Con un poco de práctica se debe conseguir realizar los ejercicios de forma lenta, manteniendo la contracción durante cinco segundos en series de diez repeticiones diez veces por día y aumentando las cuotas por semana.
Publicaciones relacionadas

Necesito perder peso, tengo que bajar unos kilos, quiero adelgazar… son frases que...

La búsqueda de una píldora anticonceptiva masculina no es algo nuevo en el...

A diario llegan a nuestras consultas de ginecología y urología pacientes solicitando pruebas...

¿Necesitas más información?

Puedes enviarnos tu consulta o solicitar tu cita desde nuestro apartado de contacto o si lo prefieres llámanos por teléfono al 985 35 15 76