ESPACIO DE SALUD
Gijón 985 35 15 76 | Avilés 985 520 348

Bienestar duplicó la entrega de bebés a sus padres pese a informes negativos del Materno

17 menores de 3 años volvieron con sus familias biológicas, la mayoría en primavera, mientras las adopciones descendieron un 50%
CHELO TUYA | OVIEDO

María y Juan (nombres ficticios) han vuelto con mamá. Y eso que Juan no la conoce, porque cuando él nació, en 2009, los médicos detectaron que el pequeño sufría síndrome de abstinencia. El Principado retiró de inmediato la tutela a la madre, politoxicómana, a la vez que descubría que Juan tenía una hermana, de un año de edad, que vivía rodeada de basura y en precario estado de salud. De inmediato, ambos fueron ingresados en el dispositivo que para menores de 3 años, cuya tutela asume, tiene el Principado: el Centro Materno-Infantil de Oviedo. Un lugar formado por cinco módulos, con capacidad para cinco bebés cada uno, y cuatro apartamentos, dotados con cinco plazas, donde residen los que ya han cumplido los 15 meses.

Un dispositivo que la madre de María y Juan nunca visitó. Pese a que María «tenía mucha dependencia de su mamá» y que Juan era un recién nacido con problemas de salud, rápidamente superados. El primer contacto con ambos llegó dos años después del ingreso, en la primavera de 2011, justo cuando desde la Consejería de Bienestar le comunicaron que se podía llevar a sus dos hijos a casa. A la misma -no consta que mejor- de la que salieron dos años antes.
María y Juan son dos de los 17 bebés que el Principado ha decidido este año que vuelvan bajo la tutela de sus familias biológicas. El número duplica al de 2010, cuando ese retorno a un hogar complicado sólo se llevó a cabo en 8 ocasiones. Por contra, las adopciones han bajado un 50%. A lo abultado de la cifra registrada hasta noviembre se suma que la mayoría de los expedientes se tramitaron en primavera, en un momento de traspaso de poderes en el Gobierno regional. Y, a lo abultado de la cifra se suma, también, que la mayoría se hicieron cuando sobre la mesa había informes contrarios del Materno.
Así figura en los expedientes a los que ha tenido acceso EL COMERCIO. A los profesionales que trabajaron con los bebés que se esconden bajo los seudónimos de María y Juan no les pareció apropiado que ambos volvieran a un hogar en el que no había garantías de buena calidad para ambos. Esa opinión fue reflejada en más ocasiones, ya que quienes tratan con los menores tutelados en el Materno han venido constatando que lo que motivó la retirada de la tutela -problemas con las drogas, desatención, falta de capacidad- no se solucionó antes de devolver a los niños.
Así, tampoco han estado de acuerdo en que una madre adolescente, supuestamente prostituida por su familia, y de la que ya constaba un aborto a los 12 años, vuelva a quedarse sola con su bebé. Sobre todo porque durante su embarazo, en 2010, un tercer hombre le contagió el sida. Su hijo nació con anticuerpos, por lo que le fue retirada la custodia. Ella está ahora en un centro de acogida. Pronto lo estarán ambos.
Los testimonios que ha recabado este periódico incluyen otras experiencias similares, como la de Rosa (nombre ficticio), nacida en 2008 de una pareja con discapacidad intelectual severa y sin apoyo familiar. Ese escenario no ha variado, pero esta primavera el equipo de Bienestar vio capacidad donde antes no pareció encontrarla. Pesaron más los informes de los servicios municipales, que han buscado una vivienda social al matrimonio, que los del Materno.

Una ley cuestionada

Ese poco peso de los informes del Materno también se notó en el caso de dos hermanos, nacida ella en 2008 y él en 2006. De hecho él ya había sido un bebé tutelado y devuelto a una familia conocida ya por un trato negligente a sus hijos. Regresó al Materno cuando nació su hermana. Ahora, ambos han vuelto al mismo entorno.
Los críticos con estas decisiones centran el debate en la Ley del Menor, que prioriza a las familias biológicas. Éstas tienen hasta dos años de plazo para reivindicar la tutela de sus hijos. El problema está en que la norma, creada para proteger a los menores, parece amparar más a las familias, que con una sola visita antes de que acabe el plazo legal pueden echar a andar de nuevo la maquinaria burocrática. La que mantendrá a su hijo en manos de la Administración, acceso al acogimiento o la adopción.
Para los consultados por este periódico, la mayoría de los expedientes «acelerados» en primavera volverán a reabrirse, «ya que se trata de problemas sin resolver». Para algunos de los menores que abandonaron el Materno, el centro volverá a ser «de nuevo, su casa».

Noticias y novedades

Tratamientos de belleza: MICRODERMOABRASION

Estética facial
Mejora las manchas solares y las arrugas superficiales proporcionando una piel con un aspecto más joven y fresco.

Consultar

Contacta con Belladona

Belladona Gijón +34 985 35 15 76
Belladona Avilés +34 985 52 03 48

Si lo prefieres también puedes escribirnos desde nuestro apartado de contacto »

Plan de igualdad y compromiso

Comprometidas con la igualdad Comprometidas con la igualdad