Es fácil iniciar un camino, basta con elegir ruta y compañía.

La cosa se complica cuando en el trayecto van surgiendo zarzas y barreras,  pero si los objetivos son justos y quienes se nos suman personas nobles y sinceras,  no hay obstáculo ni cansancio que nos venza.

Y así 7 años se añaden a otros 23, y suma y sigue.

BELLADONA  continúa dando pasos.